Crónica “Candamo 36-37”
VI Jornadas de Recreación Histórica


Asturias a 22 de febrero de 1937.

Querida Madre
Ahora que la calma ha vuelto a caer sobre las hermosas montañas de Asturias aprovecho para escribirte unas líneas. ¿Estáis bien todos en casa? Dile a mis hermanos pequeños que me encuentro bien, combatiendo como un jabato por una buena causa y que pronto iré por casa a abrazarlos. Os añoro a todos y espero que pronto regresemos a Bilbao. ¿Padre ha conseguido curar sus dolores de tripa?
Aquí poco hay que contar. Ocupamos el tiempo en ejercitarnos en la instrucción, bromear con los compañeros en la taberna, pasear por el campamento y visitar a algún camarada herido mientras se recupera en el hospital.
Ayer tarde la suerte volvió a acompañarme y he conseguido salir intacto del campo de batalla. Una vez más hemos sabido, los comunistas vascos, comportarnos como verdaderos hombres y demostrar nuestra valía a los traidores fascistas. Hemos soportado lo indecible para defender para la causa leal las posiciones conquistadas en la loma de Pando y, cuando la situación se iba tornando más y más crítica, llegaron en nuestro auxilio los camaradas asturianos del Sangre de Octubre para expulsar a los fascistas definitivamente.
Nuestro batallón consiguió aproximarse a las posiciones enemigas sin que sus soldados lo advirtiesen y una vez alcanzado este objetivo nos lanzamos en furioso ataque contra los parapetos consiguiendo con nuestra bravura expulsar a los facciosos. Enseguida nos hicimos fuertes pero fue tal el ímpetu de los rebeles que nos vimos obligados a replegarnos a un último atrincheramiento donde nos hicimos fuertes y resistimos a costa de la pérdida de muchos de nuestros camaradas. Los muchachos del Sangre de Octubre consiguieron arrancar un grito unánime de júbilo cuando, con la tricolor en vanguardia, rompieron el cerco de moros y legionarios que prometía engullirnos sin remisión. Fue una jornada histórica.
Como justo premio a nuestro esfuerzo esa noche disfrutamos de un espectáculo de fama internacional a cargo del gran Rodrigo de Triana, Lauro de Odón y Luciana de Estambul y sus bailes exóticos. Fue esta actuación la que mayor expectación levantó entre los soldados del pueblo. En un extraño giro de esos que os guarda el destino, asistieron al evento algunos soldados contrarios y tal fue también su entusiasmo por las voluptuosas formas de las bailarinas, que casi convertimos aquel oasis de diversión en un campo de batalla cuando los ánimos se alteraron por conseguir el favor y las atenciones de las señoritas. Finalmente el capitán nos hizo desistir y logró enderezarnos a todos.
Madre, enseguida estaré de vuelta en casa y os llevaré algunas cosas que he conseguido para que os llevéis a la boca.
Su hijo que le quiere.


Sergio Balchada

Ir a Eventos

Candamo 36-37.
Jornadas de Recreación Histórica

El próximo fin de semana del 22 al 24 de septiembre, se celebran en Grullos, Candamo (Asturias), las Jornadas de Recreación Histórica Candamo 36-37, en su sexta edición, organizadas por el Grupo de Recreación Histórica Frente del Nalón.

Recreación Histórica, Museo Vivo, Visita Guiada al fortín de la Peña, Conferencia y Verbena, además de la feria de militaria, serán los actos programados para este año.

En esta edición, la tarde del sábado 23, se recrearán los combates acaecidos en la Batalla de Loma del Pando, durante la ofensiva republicana de febrero de 1937 en esta zona.

Al comenzar la Guerra Civil Española, Asturias quedó desde un principio afecta al régimen republicano a excepción de una pequeña porción oriental y de la ciudad de Oviedo.

Cercada en un principio, la ciudad logró resistir el cerco establecido por las tropas republicanas, hasta que fue liberada por las columnas del bando sublevado, llegadas desde Galicia, en octubre de 1936.

En febrero de 1937 llegan a suelo asturiano dos Brigadas Vascas con la misión de auxiliar a las milicias astures y doblegar Oviedo. Tras los duros combates en la Loma del Pando, la ciudad es cercada de nuevo, aunque por poco tiempo, solo hasta el contraataque de los sublevados. La ciudad ovetense permaneció del lado rebelde hasta la caída definitiva del frente norte con la derrota republicana, en octubre de 1937.




Crónica de “Candamo 36-37”
V Recreación Histórica

Batalla de Oviedo
Asturias, verano de 1936, parece que la sublevación en la provincia ha fracasado, pero el Coronel Antonio Aranda, oficial al cargo de la guarnición de Oviedo, inicialmente leal al gobierno, se une finalmente a las fuerzas sublevadas tomando la ciudad, aprovechando la escasa presencia de fuerzas leales al gobierno, el 19 de julio.
Por su parte, las milicias mineras y obreras que se habían mantenido fieles a la República se encontraban yendo a otras zonas a sofocar la sublevación, circunstancia que aprovecho Aranda, el 19 de julio para unirse definitivamente a la sublevación y tomar Oviedo sin oposición.
Tras conocerse la noticia de la sublevación de la guarnición de Oviedo, las milicias regresaron con la firme intención de sofocar la rebelión. Las tropas republicanas, que estaban formadas casi exclusivamente por milicias de obreros y mineros de los sindicatos UGT, CNT y JSU, sitiaron la ciudad desde las colinas que la rodean durante varios meses.
Oviedo se convertirá en un bastión sublevado dentro de una Asturias leal a la Republica. Pero no era la única, Gijón también quedo en manos sublevadas. Por razones estratégicas se decidió recuperar primero Gijón. Esta decisión, permitió al Coronel Aranda reforzar las defensas de Oviedo.
A primeros de octubre, tras conocerse que las tropas sublevadas procedentes de Galicia venían predispuestas a romper el cerco de Oviedo y estaban ya a escasos 40 Km de distancia, las milicias asturianas lanzaron una ofensiva final el 4 de octubre, dirigidos por el Teniente coronel Javier Linares Aranzabe. El día 12, lograron superar las defensas del perímetro de Oviedo y se entabló un combate urbano dentro de los edificios de la ciudad misma. Las escasas tropas sublevadas lograron mantener Oviedo hasta el 17 de octubre, cuando las fuerzas sublevadas procedentes de Galicia lograron romper el cerco.
A pesar de contar con mayor numero de milicianos y artillería frente a la escasa, pero mejor preparada guarnición sublevada, los milicianos no lograron recuperar Oviedo antes de la llegada de las tropas gallegas.

Candamo 2016
Por quinto año consecutivo, los compañeros de Frente del Nalón organizaron en Grullos (Candamo, Asturias) una nueva edición de las Jornadas de Recreación Histórica. Este año se celebraron dos recreaciones en las que se quería mostrar los combates disputados en Oviedo durante el verano de 1936.
Así, el viernes a la noche y el sábado a la mañana, dado el éxito de la noche anterior, los recreadores asistentes participamos en los hechos acaecidos en el ovetense cuartel de Santa Clara el 20 de julio del 36.
El comandante de Asalto Alfonso Ros Hernández reparte armas a los paisanos de izquierdas que han acudido al cuartel, ante el cariz que toma la situación en la ciudad. En un momento dado irrumpen las fuerzas rebeldes conminando a la rendición de los presentes. Ante la negativa de estos, da comienzo un tiroteo en el transcurso del cual paisanos y guardias de asalto leales a la Republica son masacrados.
El comandante Ros rinde la plaza finalmente y es convencido a que se presente a sus puertas para formalizar el hecho, ante la promesa de que se respetarán las vidas de los encerrados en el interior. Una vez estos acceden al exterior son traicionados y muertos con granadas. Ante los
cadáveres, los rebeldes dan lectura al bando de guerra.
El sábado por la tarde, se ha recreado a lo largo de las calles de San Román de Grullos en Candamo, el intento de recuperar Oviedo por parte de las milicias republicanas. Lubakikoak junto a varios amigos más, entre ellos y de nuevo, Aitor Miñambres del Museo Memorial del Cinturón de Hierro en Berango, hemos representado a las JSU. Tras un fallido asalto inicial, hemos tenido que replegarnos a unos de los flancos del asalto, mientras nuestros compañeros de armas de la CNT, acompañados de vehículos pesados, atacaban por el otro flanco a las tropas sublevadas. Los rebeldes, situados en diferentes trincheras, han mostrado una tenaz defensa dificultando el avance de las milicias, para mayor deleite del público allí congregado. En el transcurso del combate, los asistentes han podido “revivir” los hechos acontecidos en octubre de 1936 en la batalla de Oviedo. Como colofón final, el último asalto por parte de las milicias ha contado con un impresionante ataque de artillería a las defensas de Oviedo.
Una vez concluida la recreación ambos bandos se han fundido en un abrazo.
Durante todas las jornadas, el publico asistente ha podido disfrutar de los diferentes stands, que nos han permitido hacernos una idea del modo de vida en campaña durante aquellos años a través del hospital, un puesto de mando, una posición defensiva e incluso una cocina de campaña, donde se preparó el rancho de los recreadores. Como novedad, el evento ha contado con una tanqueta del futuro Museo El Cuetu (la cual se ha tenido que “maquillar” ya que este modelo no estuvo en Asturias en su día) y una hotchkiss de 1938.
Pero no todo es guerra, también hay tiempo para la vida en retaguardia con buena música y bailables en la “Noche de Coplas”, curso de baile incluido, el sábado por la noche.
Desde Lubakikoak ya estamos esperando que llegue la edición del 2017.

Ion Ibarguengoitia y Sergio Balchada

Nuestro agradecimiento por las fotografías a María Luz Carballude Mato, Mari Paz Sánchez, Nerea Villa, Gerardo Alonso, Felipe Álvarez Pereda, Gema Fernández Cerezo y al Diario La Nueva España.

Ir a Eventos

Crónica de “Candamo 36-37” IV Jornadas de Recreación Histórica

Nuestros bravos recreadores han escuchado una vez más la llamada de la Historia, y han cumplido con su misión de honrar a aquellos valientes que entregaron su sangre por sus ideales.
En tierras asturianas, en el municipio de Grullos, han homenajeado a los que tomaron parte en la batalla del Mazucu.
Organizado por los amigos de “Frente del Nalón” y con la colaboración de otros grupos de recreación histórica del estado, han tomado parte en esta 4ª edición de las jornadas, en las que, junto a los compañeros de “Frentes de Euzkadi”, han personificado al batallón vasco, que luchó por aquellas tierras, “Isaac Puente”.
La primera misión en la que tomaron parte nuestros bravos representantes, fue en el museo viviente, donde se mostraba a los visitantes el día a día de la vida en las trincheras, y donde también se les explicaba qué es esto de la Recreación Histórica. Todo ello dentro del máximo rigor histórico, que es lo más importante.
Una vez llegada la tarde, todos los recreadores tomaron parte en un combate en el que el batallón anarquista conquistó una posición de requetés navarros, posteriormente y tras recibir refuerzos, se produjo una heroica lucha en la que los navarros no sólo recuperaron su posición perdida, sino que lograron tomar las posiciones anarquistas.
Y tras reunirse en la plaza del pueblo, todos estos bravos recreadores se fundieron en un abrazo de confraternización.

Iban Serrano

Ir a Eventos