Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

Historia oral de la guerra civil española

Recuérdalo tú y recuérdalo a otros
Ronald Fraser
Crítica, 2016

Recuérdalo tú y recuérdalo a otros,
cuando asqueados de la bajeza humana,
cuando iracundos de la dureza humana:
este hombre solo, este acto solo, esta fe sola.
Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.
(Luis Cernuda, “1936”, Desolación de la Quimera)
“Cuando ya en la historia de la guerra civil española parecía que todo estaba ya dicho y escrito, el hispanista inglés Ronald Fraser recupera de la memoria popular una visión enteramente renovada: la de las gentes comunes que lucharon en uno y otro bando o que, simplemente, sufrieron las consecuencias del conflicto. Este libro debería significar el fin de una etapa en los estudios sobre la guerra civil española -la de la historia política y militar- y el inicio de otra -la de la historia social-. En él descubrimos que es mucho lo que nos queda por conocer, y mucho lo que conviene no olvidar.” (Josep Fontana).
Hace más de cuarenta años se publicó por primera vez este libro que ofrece una narración distinta de la guerra civil española. Hasta entonces habíamos dispuesto de memorias personales, testimonios y recuerdos, por un lado, y obras de erudición y ensayos académicos, por otro, que, en su inmensa mayoría, estudiaban el conflicto desde la historia política y militar. El libro de Fraser brinda el “testimonio colectivo” de quienes participaron en la contienda o la sufrieron en sus carnes. Para el autor, lo que hacía sobresalir a su libro de entre la enorme riqueza bibliográfica a que ha dado lugar la guerra civil española, era su carácter subjetivo, la recreación de un ambiente, de un clima, de una memoria personal no siempre coincidente con la “verdad” histórica, pero que nos acercaba a la “realidad” del conflicto con una viveza estremecedora. Esa aproximación dotaba al libro de una fuerza y un frescor que se mantienen intactos más de cuarenta años después, cuando tantos otros libros sobre la guerra civil nos parecen irremediablemente condenados al olvido.

Ir al listado alfabético