Crónica “Guerra Civil, Arqueología y Memoria Histórica”
Zientzia Astea 2017, Vitoria-Gasteiz

Guerra Civil, Arqueología y Memoria Histórica, Zientzia Astea 2017, Vitoria-Gasteiz (Araba) - 01

Guerra Civil, Arqueología y Memoria Histórica.
Zientzia Astea 2017, Vitoria-Gasteiz (Araba)

El pasado sábado 11 de noviembre, Lubakikoak volvió a formar parte de la Zientzia Astea de la EHU-UPV en el Museo BIBAT de Vitoria-Gasteiz (Araba), al estar presente en el txoko de “Guerra Civil, Arqueologia y Memoria Histórica”, en el que se mostraba al público el conocimiento generado sobre la guerra civil española desde la ciencia arqueológica. La parte que correspondió a nuestro compañero fue la de mostrar a los asistentes tanto la indumentaria vestida, como los pertrechos y armas utilizadas por los combatientes, durante la contienda en Frente Vasco.
Desde Lubakikoak, gracias un año más al equipo arqueólogos y arqueólogas de la EHU-UPV, por el trabajo de recuperación de nuestra Historia y nuestra Memoria que realizan.

Ir a Eventos

Crónica “Candamo 36-37”
VI Jornadas de Recreación Histórica


Asturias a 22 de febrero de 1937.

Querida Madre
Ahora que la calma ha vuelto a caer sobre las hermosas montañas de Asturias aprovecho para escribirte unas líneas. ¿Estáis bien todos en casa? Dile a mis hermanos pequeños que me encuentro bien, combatiendo como un jabato por una buena causa y que pronto iré por casa a abrazarlos. Os añoro a todos y espero que pronto regresemos a Bilbao. ¿Padre ha conseguido curar sus dolores de tripa?
Aquí poco hay que contar. Ocupamos el tiempo en ejercitarnos en la instrucción, bromear con los compañeros en la taberna, pasear por el campamento y visitar a algún camarada herido mientras se recupera en el hospital.
Ayer tarde la suerte volvió a acompañarme y he conseguido salir intacto del campo de batalla. Una vez más hemos sabido, los comunistas vascos, comportarnos como verdaderos hombres y demostrar nuestra valía a los traidores fascistas. Hemos soportado lo indecible para defender para la causa leal las posiciones conquistadas en la loma de Pando y, cuando la situación se iba tornando más y más crítica, llegaron en nuestro auxilio los camaradas asturianos del Sangre de Octubre para expulsar a los fascistas definitivamente.
Nuestro batallón consiguió aproximarse a las posiciones enemigas sin que sus soldados lo advirtiesen y una vez alcanzado este objetivo nos lanzamos en furioso ataque contra los parapetos consiguiendo con nuestra bravura expulsar a los facciosos. Enseguida nos hicimos fuertes pero fue tal el ímpetu de los rebeles que nos vimos obligados a replegarnos a un último atrincheramiento donde nos hicimos fuertes y resistimos a costa de la pérdida de muchos de nuestros camaradas. Los muchachos del Sangre de Octubre consiguieron arrancar un grito unánime de júbilo cuando, con la tricolor en vanguardia, rompieron el cerco de moros y legionarios que prometía engullirnos sin remisión. Fue una jornada histórica.
Como justo premio a nuestro esfuerzo esa noche disfrutamos de un espectáculo de fama internacional a cargo del gran Rodrigo de Triana, Lauro de Odón y Luciana de Estambul y sus bailes exóticos. Fue esta actuación la que mayor expectación levantó entre los soldados del pueblo. En un extraño giro de esos que os guarda el destino, asistieron al evento algunos soldados contrarios y tal fue también su entusiasmo por las voluptuosas formas de las bailarinas, que casi convertimos aquel oasis de diversión en un campo de batalla cuando los ánimos se alteraron por conseguir el favor y las atenciones de las señoritas. Finalmente el capitán nos hizo desistir y logró enderezarnos a todos.
Madre, enseguida estaré de vuelta en casa y os llevaré algunas cosas que he conseguido para que os llevéis a la boca.
Su hijo que le quiere.


Sergio Balchada

Ir a Eventos

Crónica Falencia / Hitzaldia “Anarquistas galegos en Euskadi: O Batallón Bakunin”

El pasado día 16 de septiembre nuestro compañero Sergio Balchada ofreció una conferencia en el Fato Cultural Daniel Castelao de Trintxerpe, Pasaia (Gipuzkoa), sobre los anarquistas galegos en Euskadi durante la Guerra Civil Española. Muchos de ellos eran residentes en Trintxerpe y pertenecientes al sindicato, afecto a la CNT, Avance Marino y formaron parte del Batallón Bakunin, nº1 de la CNT en el frente vasco. Sobre el Bakunin y su devenir en la guerra se basó la conferencia, acompañando a sus integrantes hasta caida del Frente Vasco y sus últimos combates en Cantabria antes de la rendición en Santoña.
La conferencia se desarrolló durante una hora y media, ante una reducida pero selecta audiencia, y finalizó con un tiempo para preguntas que se alargó ante la participación de los asistentes. Tras esto, un grupo de hijas de milicianos galegos, se acercaron para preguntar y compartir la información que tenían sobre sus familiares con nuestro compañero.
Desde Lubakikoak queremos agradecer al Fato Cultural Daniel Castelao por la labor que realiza para no perder la Memoria de tantas personas que combatieron convencidas en defensa de sus ideas.

Dani García

Ir a Eventos

Amaos los unos a los otros,
12 de agosto de 1936

Amaos los unos a los otros

Amaos los unos a los otros.
Publicado en La Libertad, el 12 de agosto de 1936

Chiste gráfico Amaos los unos a los otros, por Bluff, seudónimo de Carlos Gómez Carrera, publicado en La Libertad el 12 de agosto de 1936. Esta viñeta satiriza el posicionamiento y la participación de la iglesia y de las esferas religiosas, desde el primer momento, en la sublevación y posterior Guerra Civil Española.
Aunque había parte del bando republicano que había luchado contra la iglesia y el poder que ostentaba antes del conflicto, es bien cierto que muchos de los que permanecieron del lado de la República también eran católicos, creyentes e incluso miembros de esa misma iglesia, a los que, los dirigentes y muchos de los integrantes del clero, abandonaron, delataron y persiguieron contribuyendo o permitiendo su represión.
La de Bluff fue una firma asidua de la prensa humorística de Madrid. Durante su prolífica carrera dibujó para títulos como Macaco, Gutiérrez, Buen Humor, y en revistas como Estampa o Nuevo mundo. Llegada la Segunda República, también lo hizo en el semanario ¡PUM!, “Portavoz del humorismo republicano”. La guerra comenzó mientras Bluff era dibujante fijo en el diario madrileño La Libertad. En este periódico trabajó hasta finales de 1936 para, durante la guerra, colaborar ya desde Valencia, con publicaciones republicanas como Adelante, La Correspondencia de Valencia y La Traca. Encarcelado tras la contienda, trabajó para intentar reducir su condena en el periódico de prisiones Redención, donde su humor e ironía eran seguidos por multitud de presos, algo que no pasó desapercibido para sus carceleros y los que le habían condenado.
Por la viñeta mostrada aquí, y por otras muchas caricaturas y chistes gráficos que Bluff firmó durante su trayectoria profesional, tristemente y dando prueba del nivel de ajuste de cuentas y venganza existente tras la contienda, Carlos Gómez Carrera, un dibujante, un artista, un humorista, fue fusilado en Paterna (Valencia) en 1940.

Dani García


Ir al Índice de Documentos de época

La Casa del Salvador de Amurrio: De Reformatorio a Cuartel de Milicias

La Casa Reformatorio del Salvador fue una obra promovida por el presidente del Tribunal de Menores de Bilbao, Gabriel María de Ibarra, ante la necesidad que existía de una institución que acogiese a los menores en estado de delincuencia,corrupción o rebeldía del aspirante (Madinabeitia, 1979) de Bilbao y de Vitoria. Para ello, se procura financiar la obra acudiendo a las clases pudientes de la buena sociedad de ambas capitales de provincia, creándose para ello una especie de asociación protectora donde cada cual aporta una cantidad de dinero. Una vez rematadas las instalaciones, el capital que los socios protectores continúan donando se ocupa en el mantenimiento del reformatorio y en la manutención de sus moradores.

Colocación de la primera piedra de la Casa Reformatorio del Salvador de Amurrio en 1917

Colocación de la primera piedra de la Casa Reformatorio del Salvador de Amurrio en 1917.
Fotografía en: http://aztarna.es

Su construcción da comienzo en 1917 y tres años después abren al fin sus puertas. La dirección del mismo está a cargo de la congregación de religiosas de los Hermanos Terciarios de Nuestra Señora de los Dolores.

La impronta de carácter religioso de la institución viene marcada desde sus primeros pasos:
Su denominación es Casa Reformatorio del Salvador. Se llama Casa para denotar el calor y el afecto del hogar. Se llama Reformatorio para expresar su objeto social, o sea la reforma protectora de niños delincuentes, corrompidos o indisciplinados. Se llama del Salvador, porque es precisamente una escuela de salvación y porque sus fundadores entendieron que no podían escoger para esta empresa nombre más adecuado que un nombre de Cristo. (Madinabeitia, 1979).

El centro, una vez en marcha, será considerado uno de los más modernos y con la mejor normativa jurídica de la época, además de ser el primero en el Estado con sus características. Cuenta con una granja, huertas, talleres, una vaquería y diversas instalaciones deportivas y de recreo. También destaca por su innovación como rasgo propio que lo desvincula de los demás centros de menores: un laboratorio de psicología experimental. Además de una educación cultural, en el centro se enseña a los menores un oficio en los diferentes talleres para, una vez reformado, tengan ocasión de ganarse la vida de una forma honrada.

Milicianos del Batallón Bakunin en Amurrio

Milicianos del Batallón Bakunin en Amurrio (Araba).
Fotografía propiedad de Jacinto Pérez

La Casa-Reformatorio, llegado el año 1936, va a cambiar radicalmente sus funciones y a acoger a nuevos inquilinos: Milicianos del batallón CNT Nº 1 Bakunin.

En octubre de 1936 el batallón Bakunin es enviado al frente de Álava, concretamente al sector Amurrio-Orozko, estableciendo el cuartel en el Reformatorio de Amurrio, población cercana a las posiciones que principalmente ocuparán, hasta abril del año siguiente, en los montes Txibiarte y Sobrehayas. Ante la inminente llegada de los milicianos ácratas, los religiosos del reformatorio son reubicados en algunas casas de la población cercada de Llodio/Laudio.

El frente alavés se ha estabilizado a finales de septiembre, además de Bizkaia y un reducido pedazo de Gipuzkoa, el gobierno de José Antonio Aguirre tenía jurisdicción sobre una importante franja del norte de Araba: Dando comienzo en Arceniega continua por el límite de la provincia con Burgos para regresar más adelante a Vizcaya por Lendoño de Arriba; continua por Orduña, por la vía del ferrocarril, hasta Lezama y el cruce de Berganza (Aguirregabiria, Tabernilla; 2008).

El batallón está comandado por Isaac Olmos (Peñafiel, Valladolid) y como comandante intendente Julio Martínez “Lenin”. En sus filas cuenta con un numeroso contingente de pecadores gallegos bregados en los combates desarrollados en Gipuzkoa durante el verano. En su mayoría son vecinos de Pasaia y de villas aledañas, aunque también cuentan con algunos paisanos que llegaron a las costas vascas huyendo de Galicia.

Además de la quema de los santos de la ermita de San Prudencio de Lezama para hacer café y chocolate, los milicianos del Bakunin destrozaron la biblioteca del Reformatorio, donde se atesoraban gran número de libros de temática religioso y piadosa (Azkue, 2004).

Al poco tiempo de establecerse en Amurrio, concretamente el 13 de octubre, tuvo lugar un episodio luctuoso en el cual se vieron involucrados milicianos del batallón Bakunin. Nos referimos al asesinato de cinco guardias de asalto que habían llegado al cuartel desde Bilbao. Se trataba de los cabos Jesús Echevarría Prado, Ceferino Fernández Llamas y Domingo Monje Vázquez y los guardias Augusto Rodríguez Ruiz y José María López Pérez.

Oficialidad del Batallón Bakunin CNT nº1

Oficialidad del Batallón Bakunin CNT nº1.
Fotografía en: http://aztarna.es

Los cinco se personaron en el cuartel de El Reformatorio, presentando credenciales conforme llegaban, como Instructores de Infantería del batallón; inmediatamente son alojados en una habitación de uno de los oficiales en espera de la llegada del comandante, que estaba ausente. Llegado éste, da cuenta de la reunión que acaba de abandonar con el teniente coronel Aizpuru, a la sazón jefe del sector, donde se le ha informado de que los guardias de asalto que duermen en su habitación pertenecen a la 5ª columna y tiene órdenes superiores de ejecutarlos. Esa misma noche la oficialidad del batallón Bakunin dilucida quien será el brazo ejecutor; quien nos relata los hechos, Sebastián Mendivil, que había excusado su presencia, se entera por la mañana temprano de la suerte corrida por los guardias. Fueron paseados (Mendivil,1992).

Tras unos días, dos de las esposas de los guardias preguntan por sus maridos y se les dice que hace poco se han pasado al enemigo. La mentira piadosa no convenció a las mujeres; en Amurrio era un secreto a voces que se comentaba en las tabernas, y nada discretamente por cierto. (Aguirregabiria,Tabernilla; 2008).

A principios de febrero de 1937 reciben, los milicianos del batallón Bakunin, la visita de la reportera tolosarra Cecilia García de Guilarte en calidad de reportera del periódico CNT del Norte. Tras visitar las posiciones defendidas en Txibiarte, la reportera y su acompañante tienen tiempo de compartir, en el reformatorio, la cena con los combatientes que permanecen como reserva en el cuartel (CNT del Norte, 02/02/37).

Revista Horizontes del 25 de marzo de 1937

Revista Horizontes nº4 del 25 de marzo de 1937

Los milicianos del Bakunin también tuvieron tiempo de inaugurar el Hogar del Miliciano el 14/03/1937. Espacio para la cultura y el esparcimiento, donde milicianos y los chiquillos de Amurrio y los pueblos de alrededor pueden acudir para disfrutar de su biblioteca y de las diversas actividades y juegos que allí se organizan. La revista Horizontes se hace eco de esta inauguración en su número 4, correspondiente al 25/03/1937.

La inauguración es cubierta por el periódico CNT del Norte, hasta el cuartel acuden autoridades políticas y civiles delante de las cuales desfila el batallón, al que se acaba de hacer entrega de una bandera que los represente: en la que a pesar de destacar el rojo y negro, aparecían hermanados los colores de todas las organizaciones antifascistas. (CNT del Norte 17/03/2017). Los actos estuvieron amenizados en todo momento por la banda de música La Libertad, afecta a la CNT.

El tedio en el frente, salpicado con algún ligero paqueo e intercambio artillero, se ve roto el 24 de marzo de 1937; ese día en Bilbao el Gobierno Vasco presidido por el lehendakari José Antonio Aguirre colisiona con el sindicato anarquista. La CNT había adquirido los talleres del periódico El Noticiero Bilbaíno, dotado de unas instalaciones modernas, para editar su rotativo CNT del Norte. Los sindicalistas supieron entonces de una maniobra por parte del gobierno vasco, en connivencia con el Partido Comunista, que pretendía llevar a cabo una redistribución de los talleres de impresión con la intención de ceder, a éstos últimos, los utilizados por los anarquistas y editar así Euzkadi Roja. Y la CNT pasaría a ocupar los de El Nervión, donde la maquinaria era vieja y de mala calidad. La compra de dichas instalaciones se concreta el 23 de febrero. (Chiapuso-Aberasturi, 2009).

A pesar de ello, y valiéndose del Departamento de Hacienda, se suspenden las tiradas de varios rotativos, entre ellos El Noticiero Bilbaíno, y el 23 de marzo dotaciones de la ertzaña acceden a las instalaciones sitas en Gran Vía donde, ante la pasividad de los allí presentes, los responsables del periódico cenetista son sacados del edificio y conducidos a la Dirección General de Seguridad. En consecuencia, ante estos hechos los batallones de la CNT no permanecen ociosos y se declaran en rebeldía, consideran un atropello y una traición lo acontecido. En Amurrio Isaac Olmos, comandante del Bakunin, no da crédito a lo que ven sus ojos: fuera del cuartel de El Reformatorio, el edificio es cercado por dos batallones nacionalistas; en su interior las dos compañías que permanecen de descanso, se prestan a repeler un posible ataque ocupando ventanas y accesos con las armas a punto.

Hubo largas discusiones entre los comandantes nacionalistas y Olmos, el comandante del Bakunin, quien amenazaba con retirar del frente las dos compañías si los nacionalistas no se volvían a Bilbao. (Chiapuso-Aberasturi,2009).

Ramón Ibarrola, que combatió en el batallón nacionalista Araba, estuvo aquella jornada rodeando el cuartel de los anarquistas junto a efectivos del batallón nacionalista Gordexola (Núñez,1997):
Entonces nos ordenaron de La Muera de Orduña que estábamos en el cuartel nosotros, coger de madrugada y rodeamos el cuartel del Bakunin en Amurrio. (…). Nada, ni un tiro. Lo rodeamos todo, había un campo de fútbol al lado. Y no se si era para las 2 o las 3 de la tarde ya estábamos de vuelta en La Muera. (Entrevista a Ramón Ibarrola, 14/03/2011).

Casa Reformatorio del Salvador de Amurrio en la actualidad

Casa Reformatorio del Salvador de Amurrio (Araba) en la actualidad.
Fotografía de Sergio Balchada

Finalmente, el batallón Bakunin abandonará definitivamente las instalaciones del Reformatorio en mayo del 37, el día 12 de dicho mes releva al batallón asturiano 212 Mario en la cumbre del monte Sollube. La Casa Reformatorio del Salvador de Amurrio recuperó, tras los avatares de la contienda, su función primigenia por muchas décadas después, hasta su cierre a finales de los años 70 del siglo XX.

Sergio Balchada


Bibliografía

  • Aguirregabiria, Josu M.; Tabernilla, Guillermo. El Frente de Álava. I Parte. De la Sublevación a Vísperas de la Batalla de Villarreal. Bilbao, 2008.
  • Azkue, Koldo. Araba, oi Araba! La Lucha en Araba por la Libertad de Euskal Herria. Bilbao, 2004.
  • Chiapuso, Manuel; Jiménez de Aberasturi, Luis Mª. Los Anarquistas y la Guerra en Euskadi. San Sebastián, 2009.
  • Madinabeitia, José. El Libro de Amurrio. Diputación Foral de Álava, 2ª edición, 1979.
  • Mendivil Urquijo, Sebastián. Miliciano, Militar y Fugitivo. Memorias de un Baracaldés. Bilbao, 1992.
  • Núñez Uribe, Félix. Amurrianos Ilustres. Ayto. De Amurrio, 1997.
  • Vargas Alonso, F. Manuel. Anarquismo y Milicias de la CNT en Euskadi. Eusko Ikaskuntza, 1996.

Otras Fuentes

  • Periódico CNT del Norte.
  • Compañero Olmos. Blog elgajedeloficio.wordpress.com
  • Entrevista a Ramón Ibarrola, gudari del batallón Araba, realizada en Laudio el 14/03/2011.

Ir a la lista de Artículos publicados

La guerra en Euskadi.

Trascendentales revelaciones de unos testigos de excepción acerca de la guerra del 36 en el País Vasco

La guerra en Euskadi
Luis María y Juan Carlos Jiménez de Aberásturi
Plaza & Janés, 1978

Luis María y Juan Carlos Jiménez de Aberásturi, autores de «La guerra en Euskadi», nos ofrecen un impresionante abanico de datos y hechos completamente desconocidos por el gran público, acerca de cómo se desarrolló la guerra del 36 en el País Vasco. Buscando los testimonios personales de los que, desde distintas posiciones, desempeñaron un papel significativo en dicha contienda, los autores han intentado dar un panorama lo más exacto posible de aquella realidad, contradictoria y compleja y tan difícil de encerrar en unos cuantos tópicos o interpretaciones míticas. Han tenido que recurrir a menudo a desempeñar el papel de “abogados del diablo”, con el fin de que los entrevistados intentaran resolver sobre la marcha las evidentes contradicciones de las distintas versiones de los hechos, como, por ejemplo, el famoso Pacto de Santoña, la utilidad o ineficacia del Cinturón de Hierro, el bombardeo de Guernica… hechos todos de trascendental importancia y sobre los cuales no siempre concuerdan las opiniones registradas en el libro.

Ir al listado alfabético

Crónica X Recreación Histórica de la Batalla del Ebro, “Memorial Enric Jara”

Me llamo Cándido y pertenezco al 903º batallón de la 226 Brigada Mixta. Estoy escribiendo desde una trinchera a la luz de un pequeño farol encubierto para no delatarme al enemigo. Quiero contar brevemente lo que he vivido hoy.
Hemos llegado Divisiones de muchos puntos de la España leal con la misión de cambiar el rumbo de la guerra. Se trata de posicionarse en la margen derecha del rio Ebro. Antes de la operación, el comisario nos ha estado aleccionando sobre la importancia que para la España republicana significaba la operación que íbamos a ejecutar: nada menos que cruzar el Ebro y sorprender a las tropas rebeldes que se encontraban al otro lado del rio.
Tras la arenga, nos dirigimos al borde del agua donde nos hemos ido embarcando en unos inestables botes, remando con suavidad para no delatarnos, íbamos aproximándonos a la orilla opuesta. Las caras de mis camaradas reflejaban la angustia del momento, no solo por el hecho de entrar en combate, sino porque muchos de ellos no sabían nadar, entrando en pánico cada vez que el bote se bamboleaba más de lo normal.
Llegados a los cañaverales, comenzamos a distribuirnos entre los arbustos y árboles de la ribera; mientras, unos compañeros se deshacían de los centinelas pasándoles a cuchillo por sorpresa. Un miliciano que estaba junto a mí me comentaba que los que cortaban el cuello eran hombres de campo acostumbrados a degollar cerdos y ovejas.
Tras esto, avanzamos hasta una primera línea de trincheras, llamada Punta Quemada, pero fuimos descubiertos por el enemigo entablando combate. Los que ocupaban las trincheras parecían regulares y nos freían a morterazos y granadas consiguiendo detener nuestro avance. Malamente, nos acomodamos en el terreno para intentar un nuevo asalto más tarde.
Al de unas horas apareció la aviación con la intención de ablandar las posiciones enemigas y debilitar su defensa. Cuando acabó su trabajo salimos nuevamente a intentar desalojar a los fascistas de sus posiciones. El combate fue duro, hubo intercambio de disparos y las granadas volaban alrededor nuestro provocando multitud de bajas entre nuestras filas. Al final, llegó la orden de asalto, iba con el pánico en el cuerpo, no sabiendo lo que me deparaba esa cuesta final, mientras disparaba mi fusil y me arrastraba por el polvo. Cuando salté a la trinchera veía entre el humo multitud de cadáveres y unos pocos soldados ofreciendo resistencia a nuestra tropa. Al poco rato vi ondear la bandera republicana en la posición… ¡Habíamos ganado!
Ahora, en la serenidad de la noche, viendo los cuerpos agotados y heridos de mis camaradas, pienso si este triunfo será como dice nuestro comisario, el inicio del camino de la Republica hacia la victoria. Cuando veo los rostros cansados y la mirada triste de mis compañeros pese al éxito obtenido, me invade una profunda congoja. El tiempo nos llevará a la gloria o nos sumergirá en el infierno.

Plácido Ugarte

Ir a Eventos

Crónica Homenaje a Baltasar Delgado “Tarín” en Txibiarte

La tarde del pasado día 15 de julio, en el monte Txibiarte (Amurrio, Araba), se llevó a cabo un sencillo pero sentido homenaje al miliciano Baltasar Delgado “Tarín”. Precisamente fue herido en este monte en diciembre de 1936, en los ataques que finalmente conquistaron para la República los montes Txibiarte y Sobrehayas, encuadrado en el batallón UGT Nº3 “González Peña”. Una pequeña representación de Lubakikoak Elkartea participó en el evento, gracias a la invitación de los organizadores Burdin Hesia Ugaon-El Cinturon de Hierro en Miraballes y Grupo de Recreación Frentes de Euzkadi.
Iñaki García Uribe, de Burdin Hesia Ugaon-El Cinturon de Hierro en Miraballes, fue el maestro de ceremonias acompañado de la alcaldesa de Amurrio, Josune Irabien, y del miliciano, con la friolera de 104 años, Mateo Balbuena que llegó a ser teniente del batallón comunista Leandro Carro.
Después de las consabidas palabras recordando acerca del combatiente socialista y, por extensión, a todos aquellos luchadores que por la libertad lo empeñaron todo, incluso la vida, miembros de la asociación Frentes de Euzkadi y de Lubakikoak, ataviados como milicianos socialistas de entonces y recreando a una escuadra del batallón González Peña, hicieron los honores y realizaron unas salvas en honor del finado.
Al finalizar los actos, el público allí congregado pudo disfrutar de una merendola y de buena conversación. Agradecer una vez más la invitación cursada tanto por Frentes de Euzkadi como por Burdin hesia Ugaon-El Cinturon de Hierro en Miraballes. Salud!!

Sergio Balchada

Ir a Eventos

Ruta posiciones defensivas de Las Tetas.
Serra d’Espadà (Castelló)

Posiciones defensivas de Las Tetas en la Serra d'Espadà - 00

Posiciones defensivas de Las Tetas.
Serra d’Espadà (Castelló)

Sierra de Espadán, julio de 1938. En plena ofensiva del Levante por parte sublevada, se encuentra la última línea de defensa republicana para proteger la provincia de Valencia y la misma capital, sede, desde noviembre de 1936, del gobierno de la Segunda República Española. Es la llamada Línea XYZ, que se ubica entre los límites de ambas provincias, en un terreno montañoso y agreste, de cimas secas y abrasadas por el sol en esta época del año. En pleno centro del macizo y formando parte de la línea defensiva se encuentran dos cotas de 871 y 875 metros de altura conocidas, por sus formas, con el nombre de “Las Tetas” o “Las Gemelas”.
Las tropas republicanas allí apostadas tienen ordenes de no retroceder, de no abandonar sus posiciones; dichas órdenes del gobierno de Valencia, a través de un Informe redactado por el Jefe de Estado Mayor del Grupo de Ejércitos y enviado a las tropas el 9 de julio de 1938, son claras: “defender a toda costa las posiciones que se les confían, sin pensar en repliegue de ninguna clase, teniendo en cuenta que su resistencia ha de permitir al Ejército de Levante retirarse al amparo de la línea, con lo que dispondrá del tiempo necesario para reorganizar sus Unidades desgastadas”.
Pero a su vez, la toma de estas colinas supone, para el mando sublevado, una de las claves para la posesión total de la sierra y con ello, una puerta abierta hacia la conquista de Valencia. En pleno avance que parece imparable, los sublevados piensan que aquí tampoco serán detenidos. Pero aquí, la resistencia republicana además de ser feroz es efectiva y el avance para las tropas de Franco va a resultar inviable.
Con todo esto, el 10 de julio de 1938 comienza el ataque sublevado con el objetivo de tomar ambas posiciones. Las tropas en el sector son las pertenecientes al Destacamento de Enlace, a cuyo mando se encuentra el teniente coronel García Valiño. El Tercio de Lácar, con el apoyo del Tercio de Montejurra, intentan el asalto de las posiciones republicanas en tres ocasiones. Son rechazados cada vez contando con numerosas bajas al final del día. Hasta el día 18 no se realiza un nuevo intento de asalto por parte del bando sublevado tras concentrar un mayor número de tropas. En esta ocasión, al final del día se ha conseguido tomar una de las dos Tetas, a casi tiro de piedra de la otra.
Esa misma noche del 18 al 19 de julio, el bando republicano lanza una serie de contrataques para recuperar la posición perdida. Estos asaltos los realizan las brigadas mixtas 129 y 207, que defienden la zona y que forman parte del Cuerpo de Ejército A, mandado por el coronel Güemes. En estos asaltos se llega al combate cuerpo a cuerpo por la cima. Al final, las tropas republicanas son rechazadas por la 5ª Bandera de la Legión y el 2º Batallón de San Marcial, apostados en la posición.
Los combates se prolongan durante varios días más, con nuevos intentos por parte republicana de recuperar el terreno perdido en los que se llega de nuevo a los combates cuerpo a cuerpo en la misma cumbre, y durísimos ataques contra las defensas republicanas, por parte sublevada, pero todos ellos fueron repelidos y solo siguieron causando gran número de bajas en ambos bandos.
A partir del día 25 de julio los ataques sublevados empezaron a ser menores hasta casi desaparecer. El gobierno de la República había lanzado la ofensiva del Ebro, con la que se buscaba liberar presión de este frente e intentar volver a unir el terrirorio republicano reciéntemente partido en dos, con la llegada del ejército sublevado al Mediterráneo en Vinaroz. Por este motivo importantes fuerzas del bando sublevado fueron desplazadas a ese sector.
Todavía durante el mes de agosto se vuelven a registrar nuevos intentos republicanos por recuperar la cota perdida, pero también son rechazados.
Tras estos últimos combates, el frente quedó estabilizado en toda esta zona, ocupando cada bando una de las colinas hasta el final de la guerra. Las tropas sublevadas se encontraban detenidas a unos 50 kilómetros de Valencia.

Las posiciones de Las Tetas se encuentran en la Sierra de Espadán, al sur de la provincia de Castelló, en la Comunidad de Valencia. A medio camino de la carretera entre las localidades de Algimia de Almonacid y Alcudia de Veo, existe un pequeño aparcamiento desde donde se accede a ‘La Nevera’. Al otro lado de la carretera sale una pista que asciende la ladera del monte(imagen 1) y que tomaremos hasta una bifurcación en la que hay un letrero de madera indicando el camino al pico de La Rápita(imágenes 2 y 3), el cual sale a la izquierda y el que seguiremos. Un trecho más adelante llegaremos a otra bifurcación que también tomaremos a la izquierda. Siguiendo en esta dirección, encontraremos más adelante, a mano derecha, un camino de acceso a una casa visible a simple vista(imagen 4). Dejando la casa a mano izquierda tomamos el camino que asciende por al lado de esta(imagen 5), el cual nos va a conducir ya hasta la primera Teta. La senda es empinada y nos conduce hasta la cima de La Teta que permaneció en manos republicanas, en la cual no hay ninguna fortificación y desde la que ya se observa a escasa distancia La Teta del bando sublevado. Seguiremos el camino que desde aquí desciende a un cercano collado entre ambas colinas. Continuando la marcha deberemos estar pendientes para tomar una pequeña senda, a mano derecha, que asciende, por una pendiente también bastante empinada, hacia la segunda Teta(imagen 6). Esta es la que fue tomada y mantenida del lado sublevado y que se fortificó debido a la vulnerabilidad a la que estaba sometida bajo el fuego republicano.
Desde el principio de la ruta, este camino está marcado con los colores de señalización de senderos blanco y amarillo (sendero de pequeño recorrido), hasta la última bifurcación que sube a la segunda Teta.
Como curiosidad se puede observar, en el techo de uno de los búnkeres de La Teta sublevada, la inscripción realizada por alguno de sus constructores que, con gran ironía reza: “Viva la muerte a los 95 años”.

Dani García

Más información sobre esta ruta aquí.


Ir a Rutas y Visitas

La guerra como aventura.

La Legión Cóndor en la Guerra Civil Española 1936-1939

La guerra como aventura
Stefanie Schüler-Springorum
Alianza Editorial, 2014

La intervención de la Legión Cóndor en la Guerra Civil española fue crucial en la victoria de Franco. Los pilotos alemanes participaban es casi todas las batallas importantes llevando a cabo la primera guerra aérea contra la población civil de un país europeo. La autora no solo se detiene en operaciones de tanta relevancia simbólica como los bombardeos de Durango o Guernica sino que nos habla también de los crímenes de guerra cometidos contra pueblos como Bujalance, en Andalucía, o Granollers, en Cataluña.
Pero ¿cómo lo vivieron los pilotos mismos? ¿De dónde vinieron, cual era su trasfondo social y familiar, sus aspiraciones y experiencias en esta guerra no-declarada? ¿Cómo percibían la realidad que se les presentaba en las tierras españolas, qué imagen tenían de sus amigos y enemigos, cómo vivieron la lucha aérea y qué pensaban de las destrucciones y de la represión franquista? Sobre todo nos cuenta cómo vivieron la “aventura española” los voluntarios de la Luftwaffe.
“Hace sesenta años recibimos una visita inesperada en Gernika. Muchos de nosotros éramos aún niños, y vinieron hombres de un país extranjero que no nos conocían y a los que no conocíamos. Ni siquiera nos odiaban, porque no les habíamos hecho nada, pero tampoco nos veían como éramos realmente. Porque ellos estaban arriba y nosotros abajo”.
Declaración de testigos supervivientes de Gernika, publicada en el periódico alemán Pforzheimer Zeitung el 28 de abril de 1997.

Ir al listado alfabético